Contradicciones y Desidia

Dos eventos masivos, similares pero diferentes, ocurrieron la semana pasada, que marcaron la pauta de los medios de comunicación.

El miércoles se realizó la marcha #NiUnaMenos, en donde la mujer, una vez más, levantó la voz por sus derechos, ni más ni menos, el derecho a no ser asesinada. Obviamente, los hombres trataron de apocarla, trataron de quitarle méritos, trataron de hacer lo posible por hacer invisible una realidad que nos golpea, y que somos los mismos hombres, los principales responsables de las muertes.

Publicidad

El domingo fue la Elección Municipal, baja participación a excepción de los adultos mayores. En la enfermería de uno de los colegios de Recoleta, lloraba una señora mayor y contaba su historia. Ella quería participar y votar en estas elecciones, en su casa, con dos vehículos, el marido no quiso trasladarla al colegio, el hijo tampoco y le dijo que fuera en Metro.

La violencia en contra la mujer se manifiesta por parte de los hombres de muchas y variadas manera, ya sea el vil asesinato, como el ninguneo por su sentido cívico.

¿Qué cresta pasa por la cabeza de los hombres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *